Jupiter en Chile ~ 2017.04.06

Después de una larga espera, Jupiter pisó nuestro país el pasado 6 de abril, brindándonos un gran show donde tanto la banda así como los espectadores lo dieron todo y supieron disfrutar al máximo. Aquí un breve review de Jupiter en Chile…

Apenas la banda sale a escena, se escuchan los primeros acordes de Arcadia, encendiendo al público en un abrir y cerrar de ojos. La euforia era palpable, mal que mal, hace mucho tiempo no se vivía un concierto de estas características en nuestro país. El show, los gritos, saltos y emoción se hacen más intensos a medida suenan las demás canciones: LAST MOMENT, B.L.A.S.T, Darkness y Zetsubou Labyrith, para luego dar paso a Rose Quartz y mostrarnos el talento de la banda, el poder de las majestuosas guitarras de la mano de Hizaki y Teru, siendo prácticamente alabados por los espectadores, quienes aprovecharon esto como un “descanso” para poder tomar aire y seguir disfrutando el show.

Zin vuelve a la pista a deleitar a su aún eufórico público con lo más reciente de la banda, The Spirit With Me y Guilty as Sin, solo para prepararnos para lo que se venía: TOPAZ, la balada que creó un espacio más íntimo entre fans y Jupiter. A estas alturas, todos coreaban la última estrofa de la canción, algunos con un nudo en la garganta, otros reconociendo a Zin como un excelente vocalista.

El ambiente se enciende de nuevo con The Birth of Venus, una de sus canciones más conocidas, terminando el concierto con Symmetry Breaking. Antes de terminar la canción, Zin se entrega por completo al arrojarse al público, prendiéndolo todo mucho más. Con la emoción a mil, la banda se va del escenario y la gente comienza a pedir “otra, otra”, gritando incluso “encore”, al estilo japonés. Jupiter vuelve al escenario a petición de los fans y nos entrega Blessing of the Future para cerrar.

Se despiden tomando la foto habitual con el público, dando la mano, saludando amablemente a los fans y agradeciéndoles por todo el show. A Hizaki no le basta con eso, así que demuestra su gratitud tirándose también al público y siendo “casi comido” por ellos. No obstante, esto solo incrementó la felicidad de todos.

Zin, Hizaki, Teru y los miembros de apoyo, Shoyo (Cross Vein, todo un éxito entre la fanaticada chilena) y Daisuke (hoy miembro oficial de Jupiter), lograron consolidarse en este show, dando lo mejor de sí y haciendo que no solo fans disfrutaran, sino que también ese público que solo iba “a apoyar”. Con un show no exento de polémicas, la banda logró hacer que los espectadores olvidaran la espera  para solo dedicarse a disfrutar al máximo de la música, en un show bastante íntimo pero que se vivió con todo el power y donde puedo destacar enormemente la sed de música japonesa que hay en Chile.

Post Author: Magda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *